El factor Wow o cómo sorprender a tus clientes.

¿Cuántos profesionales de tu sector hay en España? ¿Cuántas empresas que ofrezcan tu mismo producto o servicio? ¿Por qué deben tus clientes escogerte a ti en lugar de a ellos? Si tenemos claro que competir por precio no es una opción, que el low cost es una mala estrategia, sabremos entonces que lo que tenemos que hacer es diferenciarnos.